Home / Destacadas / FMI. Sin fondo: Una historia de deudas y relaciones
fmi

FMI. Sin fondo: Una historia de deudas y relaciones

En estos últimos días hemos escuchado mucho acerca de este organismo internacional llamado FMI (Fondo Monetario Internacional) pero ¿quiénes son y que implica su llegada a la Argentina? Sabemos de forma fehaciente, que no tiene buenas consecuencias endeudarnos con él y que nos remonta a un período oscuro de nuestro país como fue el 2001.

Pero la historia del FMI, en el mundo, nace mucho antes y en un contexto grave como fue la Segunda Guerra Mundial en la década del 40. Precisamente con  los acuerdos firmados en Bretton Woods, donde muchos países intervinientes, y Estados Unidos el principal, discutieron y resolvieron las ayudas financieras para evitar que las grandes potencias volvieran a  una crisis similar a la de los años 30. En la actualidad ser país miembro del FMI, significa tener ayuda financiera, si se lo solicita, cuando existen dificultades en su balanza de pagos, pero para obtenerlo exigen un plan de estabilización en la economía, y comprometerse a tomar ciertas medidas para así reembolsar el dinero en cierto período acordado.  En nuestro caso la relación con este organismo, comienza en 1956, con una dictadura militar como fue la de Pedro Eugenio Aramburu, donde decidieron incorporar a la Argentina, pidiendo ayuda financiera. La autodenominada “Revolución Libertadora” de ese entonces dejó una deuda externa de más de 1000 millones de dólares. En la dictadura cívico-militar del 76, la deuda se multiplicó y se llegó a más de 40000 millones en el 82. En cuanto a  los gobiernos democráticos, hubo diferentes criterios en el manejo con el FMI. En el caso del gobierno radical de Raúl Alfonsín, existieron varios acuerdos de renegociación.

camdessus menem cavallo 2


 

En cambio en la década de los 90, se estrecharon los vínculos y hubo nuevos desembolsos que generaron mayor dependencia con el organismo, no sólo en el pago adeudado, sino también en lo político, ya que con  casi 100000 millones de deuda, las medidas implementadas en ese entonces, eran consultadas en su totalidad al FMI. La llegada de Fernando De la Rúa al poder y la salida del modelo de convertibilidad de Domingo Cavallo, generó también relaciones estrechas con el organismo, que habilitó millonarios créditos para paliar el desajuste: el blindaje y el megacanje.

tapa-de-clarin-a-favor-de-de-la-rua

 Conocemos como terminó la historia y la salida en helicóptero de ese gobierno. Sólo con Néstor Kirchner al poder, se le dijo no a las relaciones carnales con el FMI. La última vez que un titular del Fondo había venido a la Argentina,  fue el 31 de agosto de 2004 y lo tuvo que hacer de mañana, custodiado por policías debido al clima político pesado. En ese entonces las negociaciones fracasaron y no se volvieron a tomar préstamos, alcanzándose a pagar toda la deuda.

tapa fmi
TAPA DEL AÑO 1992

Catorce años después, el FMI, volvió a visitar la Casa Rosada, y comenzaron las nuevas negociaciones financieras, deudas y dependencias políticas y económicas de nuestro país. Tras dos años y medio de gestión de Cambiemos, las consultoras privadas estiman que el total de la deuda bruta de la Argentina, trepó a los u$s 342.000 millones. La historia continúa, como en una película a la que le conocemos su final.

Comentários no Facebook