Home / Destacadas / Por una escuela sin exclusiones
Por una escuela sin exclusiones

Por una escuela sin exclusiones

Entrevistas realizadas por la Asociación Autodeterminación e Inclusión, colectivo que trabaja por los derechos de las personas con discapacidad.

En América Latina menos del 5% de la población con discapacidad en edad escolar está en el sistema educativo. El problema más grave es la enorme cantidad de personas con discapacidad que están fuera del sistema educativo. No se trata ya de si están en escuela regular o en instituciones especiales, se trata lisa y llanamente de  “que no están”. Carlos Skliar señala que existen al mismo tiempo una legislación impecable, una financiación escasa y/o subutilizada, un porcentaje muy escaso de acceso y nulidad absoluta en el acompañamiento pedagógico de los sujetos.

 AeI _ Siempre decimos que todes somos todes. En esta oportunidad  hemos convocado a distintas profesionales para que nos cuenten qué pasa con la inclusión en la sociedad y en la escuela.

Andrea Filipelli, Profesora del Profesorado de Educación Especial  reflexiona  “Alguien pregunta ¿es posible pensar una sociedad inclusiva? y yo me quedo pensando en la trampa que encierra la misma pregunta en tanto ayuda implícitamente a  la aceptación de una sociedad que expulsa, excluye, margina y en el mejor de los casos segrega; aduciendo que es lo más conveniente para los afectados, espejitos de colores que distorsionan definiciones sociales de otros órdenes. Que la sociedad sea inclusiva es un derecho irrenunciable de todes les ciudadanes,  por lo tanto nos convoca a luchar cada día para que la diversidad humana sea valorada y contemplada cada vez que diseñamos espacios y encuentros humanos en el orden que sea, familiar, cultural, escolar, el que sea.”

Para Evelyn Valdez, Docente de apoyo a la inclusiónLa inclusión realmente se va a dar cuando como sociedad entendamos que incluir es cotidiano. Es es aceptar las otredades, sea cual sea. Aceptar y dar lugar. Visibilizar las barreras, hacer puentes sobre ellas o directamente romperlas. Romperlas parece una palabra fuerte o hasta agresiva pero lo agresivo es vivir en una sociedad donde se instituyen barreras por el simple hecho de ser, de ser distinto, de ser persona. La inclusión se debe dar desde lo cotidiano”

 AeI _ ¿Qué es la Educación Inclusiva?

Ornela Bonomo, Acompañante terapéutica _ Educación inclusiva es que se cumpla el derecho de que todas las personas con y sin discapacidad podamos acceder a todos los niveles educativos en igualdad de condiciones, implementando apoyos y eliminando barreras para que el contexto no nos excluya, entonces, las personas con discapacidad tienen derecho a estudiar en escuelas comunes aprendiendo y participando en igualdad de condiciones. El artículo número 24 de la convención sobre los derechos de las personas con discapacidad indica que tienen derecho a un sistema de Educación inclusiva en todos los niveles entendiendo que esto es fundamental para hacer efectiva su participación como sujetos activos dentro de una sociedad libre e inclusiva. Recordemos entonces, que todas las escuelas públicas o privadas de todas las provincias deben cumplir esta ley.

AEI _¿Qué lugar ocupan los docentes de apoyo a la inclusión?

Evelyn Valdez _  Nuestro rol fundamental es poder acompañar las trayectorias educativas de todos todas y todos los estudiantes que asisten escuelas de nivel obligatorio. Nivel inicial. nivel primario y nivel secundario. Nuestra manera de acompañar en esta trayectoria es poder trabajar en conjunto con les docentes, profesores, equipos de orientación y directivos. Este trabajo en conjunto es lo principal y lo fundamental para que se dé una educación de calidad y una educación realmente inclusiva, se piensan juntos estrategias, se configuran actividades, siempre respetando los contenidos del año y del nivel que está transitando el o la estudiante.

AeI _ ¿Cuál es el rol de los Acompañantes Terapéuticos en una educación inclusiva?

Ludmila López Coiro _  Los acompañantes personales no docentes o asistentes externos contribuyen a identificar y minimizar las barreras a las que pueden sentirse enfrentades les estudiantes durante su inclusión escolar y esto lo hacen posible gracias a los apoyos específicos y singulares que tienen que tomar para cada sujeto. Es necesario que trabajen de manera interdisciplinaria mediando con todes les participantes del proyecto de inclusión del Adolescente adulto logrando de esta manera el aporte dentro de la educación, entendiendo que el acompañante terapéutico es un recurso más que nos permite dar cuenta que el joven adulto con diversidad funcional no es el que se debe incluir de manera individual sino que todo el entorno educativo es el que debe tener como perspectiva la inclusión porque la diversidad nos caracteriza a todes.

AeI _ ¿Cuáles son las barreras que necesitamos romper en la escuela?

Mariana Healion, Profesora del Profesorado de Educación especial _ Para  pensar en las barreras más comunes para la inclusión,  para lograr la escuela inclusiva tenemos que pensar en primer lugar en dar cuenta de que la escuela inclusiva es una escuela que está en proceso, que está en construcción, porque la escuela refleja y representa la cosmovisión, las relaciones políticas económicas, sociales y culturales de la sociedad en su conjunto y en esta sociedad capitalista que segrega, margina y excluye la escuela refleja esas desigualdades. Al mismo tiempo, es un espacio en donde diferentes actores políticos y culturales construyen una escuela distinta que transforma, cuestiona y revisa esos mandatos de la sociedad, donde se pueden pensar otras relaciones y otras formas convivir.

Para poder pensar en las barreras más comunes para la escuela inclusiva tenemos que pensar en todas aquellas cuestiones , limitaciones y obstáculos para la presencia, la participación y el aprendizaje de todas las personas sean niñas, adolescentes, jóvenes o adultos. Las barreras y los obstáculos entonces son estas limitaciones que el mismo contexto impone a las personas en este caso en relación a su participación, convivencia y aprendizaje en el ámbito escolar.

Siguiendo los aportes de un autor español que me interesa mucho,  Miguel López Melero, a las barreras las podemos pensar desde tres ejes o clasificarlas de tres tres maneras distintas. Un primer tipo de barreras son las políticas. Estas barreras las vemos cotidianamente en las escuelas, en el devenir de la vida en la escuela se ve como las barreras que nos impone la misma normativa el encuadre que regula organiza y estipula la forma en que el sistema educativo en este caso de la Argentina se lleva a cabo la normativa presenta contradicciones presenta perspectivas y posicionamientos antagónicos y esas contradicciones y esas miradas opuestas que se pueden ver reflejadas entre una ley y una resolución entre una resolución y una circular técnica entre un documento apoyo y una disposición de la Dirección General de Cultura y Educación o del Consejo Federal de Educación que dan cuenta de la coexistencia de paradigmas antagónicos y que reflejan en sus letras esas contradicciones.

En relación a estas barreras pensando en la construcción de una escuela sin exclusiones podemos dar cuenta de lo que sucede por ejemplo en relación a la elaboración de una Propuesta Pedagógica para la Inclusión,  la propuesta pedagógica para la inclusión es un trabajo que debería llevarse adelante en equipo entre diferentes actores: las maestras de nivel y de la modalidad las familias, los mismos estudiantes y profesionales externos, equipos directivos de distintos establecimientos educativos, es decir, un montón de actores del sistema que deberían juntarse, encontrarse, debatir y reflexionar, acordar,consensuar y construir conjuntamente y con una corresponsabilidad. Una propuesta pedagógica para la inclusión debe ser aceptada y acordada tanto por los actores de la escuela como por la familia. Claramente,  el sistema educativo no organiza, no pauta, no establece un tiempo y un espacio real para que ese trabajo se lleva a cabo, entonces este trabajo queda librado a la voluntad, la responsabilidad, el compromiso y el posicionamiento, en primer lugar de las maestras de apoyo a la inclusión y en algunos establecimientos del acompañamiento y la supervisión de los equipos directivos, pero no son espacios que estén preestablecidos, sino que se construyen a partir de la voluntad y la dedicación que cada docente decida construir y encontrar para llevar adelante esta tarea.

 AeI _  Las barreras también son culturales

Mariana Healion _ Las barreras culturales son todas aquellas limitaciones y obstáculos que están concentrados en las representaciones que se tiene sobre los estudiantes y cómo esas representaciones pueden organizar y dividir entre los estudiantes normales o capaces y los estudiantes especiales, como una forma de establecer etiquetas, entre estudiantes aptos y estudiantes no aptos. De marginar, de rotular, de excluir.  Las barreras culturales están impregnadas por las representaciones y las conceptualizaciones que se tienen sobre los estudiantes. A partir de allí nos encontramos con muchas personas en el ámbito las escuelas que pueden ser docentes o personal no docente que se vinculan con sus estudiantes desde este lugar,  asumiendo que quizás los estudiantes con los que se encuentran   en el aula cotidianamente tienen un diagnóstico x, tienen una patología tienen un diagnóstico que ha sido determinado por la cultura médica y que según este diagnóstico se puede prever anticipar el futuro y lo posible y lo no posible de sus estudiantes.

A veces encontramos docentes que asumen esa posición y consideran que ellos o ellas pueden saber hasta dónde va aprender su alumno su alumna, hasta dónde va a poder lograr conceptualizaciones,quees lo que va a terminar de construir a lo largo del año y qué cosas no. y bajo esas representaciones que etiquetan y rotulan por pensarlos como estudiantes no normales es que van a  definir sus estrategias de enseñanza, sus actividades y también sus modos de vincularse con sus estudiantes. Este tipo de barrera  supone una concepción de la inteligencia y tiene un fuerte peso ético. Bajo esta perspectiva medicalizada se concibe el diagnóstico como aquello que determina a la persona, es decir que lo que define quién es el otro es el diagnóstico. Desde esta perspectiva los docentes muchas veces llevan adelante prácticas escolares y tal vez nos encontramos con estudiantes que vemos aburridos, cansados, no motivados, desganados justamente, porque las propuestas de enseñanza no son ajustadas a sus capacidades, a sus intereses, a sus edades, a sus contextos. Fueron predeterminadas por una docente o un docente que definió a partir de su diagnóstico qué era lo que ellos iban a poder o no poder aprender.

AeI _ ¿Qué son las barreras didácticas? ¿Cómo pueden superarse?

Mariana Healion _ Una de las barreras más visibles son las barreras didácticas. Están directamente ligadas a los procesos de enseñanza y de aprendizaje. Las escuelas  en las que no se tiene en cuenta la singularidad de de los estudiantes, donde no se valora la diferencia, se potencian estrategias que están concentradas en la competencia en la competitividad entre las y los estudiantes, en  lugar de pensar el aula como un espacio de aprendizaje, de trabajo cooperativo y solidario donde, en un marco democrático y pluralista todos aprendemos, somos diferentes, pero todos somos capaces de aprender y todos tenemos algo para aportar a los demás. Esto es posible si se piensa el aula como un espacio en el que que cada uno va a poder aprender a su ritmo y a su forma sin pensar y sin considerar lo que le pase al resto del grupo. La barrera se expresa en una mirada individualista y meritocrática. Esta barrera se puede eliminar si se piensa el aula como un espacio en el cual los estudiantes construyen sus aprendizajes a partir del intercambio,  la colaboración y el apoyo mutuo.

Otra de las grandes barreras didácticas tiene que ver con Cómo se organiza el espacio y el tiempo para el desarrollo del proceso de enseñanza y aprendizaje. Los espacios pueden ser pensados de un modo único o se pueden ir  transformando a partir de la realidad y las necesidades de los contenidos y las estrategias de enseñanza.  Una forma de trabajo puede ser trabajar de a dos,  en parejas, puede ser realizar trabajos en pequeños grupos, puede ser realizar trabajos algunos en el aula y otros en el pasillo o en el patio, puede ser realizar algunas actividades en casa previamente y otras en la escuela con la colaboración y la acompañamiento de la o el docente y las y los compañeros del aula.

Pensar en el espacio y el tiempo de manera flexible y organizado según las necesidades del grupo es una forma de poder transformar la escuela y minimizar barreras. Es necesario transformar el tiempo y el espacio escolar superando la manera en la que se concibe la organización del espacio y tiempo escolar para el trabajo es individual.  Todos en el mismo lugar de la misma manera y con una sola propuesta.

En el marco de estas Barreras didácticas, suponer que hay una sola forma de acceder al conocimiento, que  hay una sola forma de representar lo que uno ha aprendido y expresar lo que uno ha comprendido y hay una sola forma de Aprendiendo esta manera de suponer un único camino y un único recorrido es otra Barrera importantísima en esto de pensar la escuela inclusiva tenemos que pensar una escuela inclusiva y una forma de eliminar esa Barrera didáctica y deberíamos estar pensando en una escuela que trabaja desde la diversificación curricular y desde los principios del diseño universal para el aprendizaje. Para ello las y los docentes deberían encontrar alternativas diversas, simultáneas para sus distintos estudiantes que propicie que todos puedan participar y aprender pero recorriendo caminos y formas distintas para poder acceder al conocimiento.

 AeI _ ¿Qué le dirías a les docentes, familiares y estudiantes que buscan espacios educativos inclusivos?

Las barreras son muchas. Las encontramos cotidianamente en las escuelas, están muy presentes, pero es posible identificarlas, reconocerlas y pensar en ellas para construir de manera colaborativa, con distintas compañeras y compañeros acciones para eliminar esas Barreras, construyendo poco a poco, una escuela que no excluya, que valore la diversidad. Una escuela que garantice el derecho a la educación a todos y a todas.

 AeI _ ¿Qué podemos hacer en este momento de aislamiento social preventivo y obligatorio tan necesario?

Evelyn Valdez _ Ahora que nos encontramos en una situación  de pandemia mundial donde debemos quedarnos en casa para cuidarnos, no vamos a permitir que esta sea una barrera para que se siga dando una educación de calidad. Es por eso que seguimos trabajando en conjunto con los tres niveles en una comunicación constante con los profesores, con las docentes, los equipos de todas las escuelas para poder diseñar y pensar en conjunto estrategias para poder configurar todas las actividades y que puedan llegar a todos a todas las actividades configuradas respetando el proceso de cada une.

 José Contreras nos ayuda a pensar: “De lo que se trata es de que cada uno y cada una pueda ser quien es con completa dignidad: para que pueda desarrollar una vida digna y sentir como digno su vivir. Y la relación educativa es el lugar en el que el educador, acepta que no sabe, que tiene que mirar y oír, ver y escuchar, que todo puede ocurrir  para que cada uno y cada una encuentren su camino.”

Profesionales y docentes tienen cosas para decir y hacer sobre la educación inclusiva, pero la familia, les estudiantes con discapacidad, sus compañeres y amigues tienen siempre la última palabra,  porque desde el colectivo de personas con discapacidad decimos:

NADA SOBRE NOSOTRES SIN NOSOTRES

Comentários no Facebook