Home / Destacadas / Tres razones por las cuales #SomosTelam (de la Agencia de Noticias La Vaca)
telam

Tres razones por las cuales #SomosTelam (de la Agencia de Noticias La Vaca)

Qué leyes viola el titular del Sistema Federal de Medios Públicos, Hernán Lombardi, al calificar de “propagandistas” a periodistas despedidos de Télam. Por qué miente sobre el reparto de la pauta publicitaria. Y qué oscuros destinos se ocultan detrás de las 354 familias que quedaron en la calle.

1. Lombardi viola leyes

El titular de Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, justificó los 354 despidos de la agencia Telam alegando que se trataba de “propagandistas disfrazados de periodistas”. Violó de esta manera tres legislaciones que protegen a las y los trabajadores discriminados por razones ideológicas: el Convenio 11 de la Organización Mundial del Trabajo, la ley de Contrato de Trabajo en su artículo 17 y la Ley Antidiscriminatoria N° 23.592, sancionada por el Congreso Nacional en 1988. Esta legislación fue la que protegió en 2006 a una trabajadora despedida de Telefónica en un fallo ratificado por la Sala XI de la Cámara de Apelaciones, para citar sólo un antecedente que Lombardi irrespeta con esta declaración. El artículo N° 1 de la ley N°23.592 deja en claro que “a pedido del damnificado” es “obligatorio dejar sin efecto el acto discriminador”, que es lo que correspondería hacer ahora en Télam. ¿Puede el responsable de la administración de los Medios Públicos violar las leyes vigentes? La respuesta no sólo afecta a trabajadoras, trabajadores y audiencias, sino al Estado de Derecho.

2. Lombardi miente

Los despidos no sólo afectan a la agencia de noticias, sino al sistema contralor de la pauta oficial, de la cual Télam es responsable. Desde hace años esa agencia es la encargada de ejecutar el trámite de las órdenes de publicidad que en forma arbitraria, discrecional y sin control social, reparte cada gobierno. Es decir, Telam no determina el reparto, sino que es la encargada de controlar el cumplimiento efectivo de lo otorgado por cada administración política del Poder Ejectutivo. En todos los gobiernos y durante años, el reparto de la pauta oficial cosechó infinitas y justificadas críticas, pero en esos mismos años y a través de diferentes administraciones nunca hubo denuncias de malversaciones en su ejecución. Y esto fue debido al trabajo de quienes la controlaron: las y los trabajadores de Telam. Estamos, ahora, ante el desmantelamiento de la agencia que controla la ejecución de 2.982.485.735 pesos. Es decir, casi tres mil millones, si tomamos como referencia la cifra que alcanzó la pauta oficial en 2017. ¿Puede el responsable de la administración de los Medios Públicos mentir? La respuesta afecta la transparencia y control de los fondos públicos. La plata de tus impuestos.

3. Lombardi oculta

Los despidos de Telam afectan, en particular, a las delegaciones provinciales. Se trata de la única agencia que, tras el cierre de DyN, mantenía un sistema de producción de noticias federal. El destrozo que producen estos despidos es central: basta mirarnos en el espejo de México para  dimensionarlo en su medida más peligrosa, descarnada y trágica. Hoy México realizará sus elecciones. 133 políticos fueron asesinados desde que comenzó el proceso electoral. 44 eran candidatos. Todos fueron ejecutados en Estados del interior y sus crímenes silenciados por Televisa, el monopolio informativo que domina el narco Estado mexicano. Para dimensionar esta masacre, hay que agregarle otro dato: de acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos durante los cinco años y medio que han transcurrido de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, 55 periodistas han sido asesinados y tres desaparecidos. Ninguno de ellos desarrollaba su labor informativa en el DF, la Capital del Estado mexicano. Esta dolorosa experiencia -que soporta con resistente valentía el pueblo mexicano- interpela a todas las democracias del continente y, sobretodo, a la necesidad estratégica de proteger los sistemas informativos federales, porque de esa red depende, nada menos, que la protección de valores centrales para la seguridad nacional y los derechos fundamentales que hacen de una democracia una democracia. Son esos valores los que hoy están en juego en México y los que no podemos dejar de mirar como dolorosa referencia cuando estamos a punto de perder la única herramienta que queda en pie para producir una mirada global, imparcial y no manipulada sobre el país y sus desafíos. ¿Puede el responsable de los Medios Públicos ocultar? No permitamos eso

Comentários no Facebook