Home / Informacion / “Una democracia sin mujeres no es democracia”. Ley de paridad de género.
20160512040515mujeres-politica-democracia

“Una democracia sin mujeres no es democracia”. Ley de paridad de género.

La Cámara baja bonaerense aprobó esta tarde el proyecto que modifica la Ley Electoral para establecer un cupo femenino del 50 por ciento en los cargos electivos de cuerpos colegiados en la provincia de Buenos Aires.  La iniciativa modificará el artículo 32º de la Ley 5.109 (Ley Electoral) y establece que “toda lista de candidatos a cargos electivos para cuerpos colegiados provinciales y municipales deberá contener porcentajes iguales y equivalentes de candidatos del género masculino y candidatas del género femenino a los cargos a elegir, en todas las categorías”. El proyecto de paridad de género fue impulsado por el Frente Renovador y respaldado por la mayoría de los partidos políticos.

Pero también formó parte de una lucha y campañas de organismos internacionales y  organizaciones sociales de mujeres que lo hicieron posible. Tanto Amnistía Internacional y otras 30 organizaciones sumaron así su aporte al debate parlamentario sobre reforma electoral, junto a la iniciativa Una y Uno sobre representación equilibrada de mujeres y valores en puestos electivos y partidarios. La campaña #MujeresALaPolitica de Amnistía es acompañada por el Equipo Latinoamericano de Género y Justicia, Mujeres en Igualdad, Centro de Estudios de Estado y Sociedad, Comisión Argentina para Refugiados y Migrantes y la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género en Argentina, entre otras organizaciones.

“Una democracia sin mujeres no es democracia” es el título del documento difundido por las ong donde se reconoció que “a pesar de los importantes avances en las normas internacionales, regionales y nacionales, la situación de las mujeres en la política argentina nos muestra una realidad atravesada por la desigualdad”. Las organizaciones explicaron que la paridad “no se plantea como una medida transitoria como era el caso del cupo, sino como un principio rector de la democracia” que contribuye “a garantizar el principio de igualdad, promueve un debate más plural y diverso avanzando en la inclusión de la de género en los asuntos públicos”.

Comentários no Facebook